blanco-mbolufer
Liderazgo empresarial

Fiestas de fin de año y liderazgo: reinventarte como líder

Las celebraciones navideñas se presentan como un buen momento para disfrutar de la empresa en un ambiente distendido, conocer a los compañeros/as más allá de las funciones de sus puestos de trabajo y compartir pensamientos e ideas que no tratamos durante el resto del año, pero… ¿Sabes que esas fiestas de fin de año también podrían ser una gran oportunidad para reinventarte como líder?

Cómo ser una fuente de inspiración para los miembros de tu equipo

La misión principal de un líder es sacar lo mejor de cada miembro de su equipo para alcanzar los objetivos.  Eso es una obviedad. Existen muchas teorías, métodos, estilos y herramientas para conseguirlo. Cientos de libros, publicaciones, videos, posts, etc. nos dicen qué hacer y cómo para que nuestros equipos den el máximo y cumplan los objetivos.

lider

Encabezado

BANNER DESCARGAS

Texto banner descargas

Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de lo más natural. Quizás porque lo tachamos de simple, porque no lleva la firma del gurú del management de moda o de un gran líder de tiempos pasados.

Bajo mi humilde punto de vista, no existe herramienta de liderazgo más potente que el ejemplo. Los seres humanos, desde bien pequeños aprendemos por imitación. Eso también es una obviedad. Pero, siendo más específico, que imitamos concretamente. Las personas imitamos (consciente o inconscientemente) la manera de comunicar de las personas con las que pasamos más tiempo o tienen una mayor influencia sobre nosotros. Imitamos su nivel de energía, sus expresiones, sus gestos, hasta incluso la manera que tienen de afrontar los problemas o de resolver los conflictos. En otras palabras… lo imitamos todo.

Mantener la calma y ser el modelo que seguir

Si un líder comunica adecuadamente, si resuelve los problemas con calma pero con determinación, si afronta los conflictos con espíritu constructivo o si toma interés en los problemas individuales de cada uno/a de los miembros de su equipo de su equipo, pasa de ser un líder ejemplar a un líder inspirador. No solo es un espejo en el que mirarse, sino que es un modelo al que los demás quieren parecerse.

lider1

Las personas nos movemos por aquello que nos inspira. Si quieres ser un líder eficaz, has de inspirar a tu equipo.

Ganar la confianza de tu equipo

Qué la productividad tiene una relación directamente proporcional con el bienestar emocional y personal de los colaboradores es algo de lo que ya no duda nadie.

Una persona que va a disgusto a trabajar, que desempeña un trabajo que no le gusta y a quién la empresa le trata mal, es lógico pensar que no estará en las mejores condiciones para dar su 100%. Someter al equipo a un estrés continuado, añadir tensión en cada comunicación o establecer objetivos inalcanzables, son algunos de los factores que influyen negativamente en el rendimiento.

Y si nos paramos a pensar detenidamente, todos esos factores que he mencionado, y seguro que otros muchos que nos pueden venir a la mente y que hacen que la productividad se vea afectada negativamente, tienen una relación directa con la manera en la que el líder desempeña su función. En otras palabras, el estilo de liderazgo influye decisivamente en la productividad del equipo de trabajo y en la capacidad del mismo para alcanzar los objetivos.

Si quieres ser un buen líder, necesitas:

  • Ser un líder justo (evita tomar privilegios que no tiene el resto de tu equipo). Por ejemplo, no acudir al trabajo el día de nochebuena si tu equipo va a tener que estar “al pie del cañón”.
  • Tener ética (no hacer promesas que no se van a cumplir).
  • Compartir tu visión de la empresa y el papel que cada colaborador tiene que cumplir (transparencia y claridad).
  • Ser auténtico (deja que tus colaboradores conozcan algunas facetas más humanas de ti, crea cercanía).

Ser un líder generoso

Generosidad: costumbre de compartir o dar a los demás sin recibir nada a cambio y que hace sentirse bien a quien la da y a quien la recibe.

Suscríbete

E-mail *

Responsable de los datos: Marc Bolufer Coach Profesional CPC – 10339
Finalidad: Gestionar los comentarios y solicitud de información
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad.
Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.

Conocer bien a tus colaboradores, escuchar lo que necesitan y entenderlo, mostrar interés por tu equipo, tener detalles como dar tiempo a una persona que necesita conciliar (más importante si cabe en la situación de pandemia en la que nos encontramos), etc.

Tu equipo ha trabajado muy duro todo el año. Y no en un año cualquiera, no. En un año muy complicado. Tienes que saber dar las gracias, ser generoso/a. Y que mejor momento para practicar la generosidad que en Navidad.

Busca de que manera, en estas fechas puedes agradecer el trabajo de tu equipo. Fortalecer vuestros lazos internos. Generar relaciones sanas. Y, sobre todo, convertirte en ese líder inspirador que va a dirigir el barco a buen puerto en los próximos tiempos.

En resumidas cuentas, se trata de la diferencia entre ser un líder y ser un jefe y es importante tenerlos en cuenta no solamente en la temporada navideña sino todo el año.

Ah, y si llegado este punto crees que no he respondido a la pregunta que plateaba al principio de este post “¿sabes que esas fiestas de fin de año podrían ser una gran oportunidad para reinventarte como líder?”, para que te inspires, y como agradecimiento por haberte quedado leyéndolo hasta el final, aquí te dejo mi pequeño regalo de Navidad para ti. Espero que te guste y, sobre todo, que te haga pensar:

felices fietsas 1
Menú