blanco-mbolufer
Psicología deportiva

Las claves para ser un buen líder deportivo: los consejos de Marc Bolufer

Allá por el año 2003, tras finalizar el Master en Psicología de la Actividad Física y el Deporte, empecé a trabajar en el maravilloso mundo de la Psicología Deportiva (hoy más conocido como Coaching Deportivo). Y lo hice por pura pasión. Me apasiona el deporte. Y porque fue la mejor manera en la que vi que podía de ayudar a los/as deportistas y equipos deportivos a ser mejores, a mejorar su rendimiento, y además, a que lo hicieran disfrutando aún más con su actividad. Esa fue mi visión y mi misión entonces. Y lo sigue siendo hoy en día. Casi 20 años después, no solo sigo trabajando en ello, con la misma ilusión del primer día, sino que he atesorado una enorme cantidad de experiencias, vivencias y conocimientos que, al menos en parte, quiero compartir hoy y aquí contigo a través de algunas de las preguntas me suelen hacer habitualmente.

P. Para arrancar esta entrevista, ¿crees que la psicología se valora lo suficiente en el deporte?

R: Pues lo cierto es que sí. Al menos, a día de hoy, sí. Siendo sinceros, cuando yo empecé a principios de los años 2000, era una disciplina que empezaba a hacerse un hueco en los equipos técnicos de los/as deportistas, pero aún tenía la consideración de “prescindible”, como la tuvieron anteriormente los/as profesionales de la preparación física o la fisioterapia. Hoy en día, es casi inconcebible que un/a deportista de élite no trabaje su fortaleza mental igual que entrena su físico, su técnica o cuida su cuerpo con un/a fisioterapeuta. En la actualidad la preparación deportiva tiende a ser integral, cuidando aspectos tan diversos como la nutrición, el entrenamiento físico, la táctica y la técnica y por supuesto, la Psicología. En todos estos años se han ido superando creencias erróneas y clichés preestablecidos como que sólo acuden a un psicólogo las personas que tienen una enfermedad mental. Y nada más lejos de la realidad. Pienso que en pleno 2022 todo el mundo tiene claro que la salud y la higiene mental, además de ser una parte más del entrenamiento de un/a deportista, supone una necesidad vital para cualquier persona.

P. Cuenta en pocas palabras ¿Cuál es el papel del líder deportivo?

R: Difícil acotarlo en pocas palabras, jeje, pero lo voy a intentar. Si tengo que definir el rol de un líder en un equipo deportivo, la palabra clave sería EJEMPLO. Un líder ha de ser un espejo en el que mirarse. El pilar del equipo dentro y fuera del campo, la cancha, la pista o el vestuario. La persona que aglutina, cohesiona, ayuda, corrige, gestiona… y añadiría tantas y tantas funciones… Pero en último término, ha de ser la referencia para el resto. Claro está que podemos distinguir entre un liderazgo formal o informal. Por ejemplo, obviamente en cualquier equipo el entrenador es el líder formal. Es decir, a quien corresponde el “cargo” de líder. Sin embargo, en todos los equipos surgen liderazgos informales, que son aquellas personas que, por experiencia, capacidad, carisma, habilidades o capacidad de influencia, acaban siendo el punto de referencia para el resto. En los deportes colectivos suele erigirse en la figura del capitán, pero no siempre el capitán es el líder informal. Lo más importante en este sentido es que tanto el líder formal como el informal estén completamente alineados. Cuando no es así es cuando empiezan a producirse los conflictos

P. ¿Existen distintos estilos de liderazgo en el alto rendimiento deportivo?

R: Por supuesto que sí. ¡Casi hay tantos estilos de liderazgo como líderes! Cada uno/a tiende a liderar a su manera, y eso en cierta medida es bueno, demuestra carácter y personalidad. El problema viene cuando no tienen en cuenta determinados aspecto que son clave, pues no todos los estilos de liderazgo son efectivos, e incluso, entre los que lo son, no todos son recomendables por los efectos que tienen a medio-largo plazo.

Por ejemplo, si nos referimos a los 3 grandes modelos o estilos de liderazgo que conocemos (que no son ni mucho menos, los únicos). El Liderazgo Autocrático, que se caracteriza por la utilización del mando, la jerarquía y la fuerza para para ejercer el poder, evidentemente funciona. Hay miles de ejemplos en la historia tanto del deporte como fuera, pero lo que está claro es que provoca efectos colaterales en el equipo que en el medio plazo genera conflictos entre compañeros/as y problemas a nivel de higiene y salud mental. Por tanto, ¿funciona? La respuesta es sí. ¿Lo recomiendo? ¡Por supuesto que no!. También se habla en la Psicología del Liderazgo Liberal, también conocido como de “dejar hacer”. Obviamente no genera los mismos problemas que el anterior, ni a nivel de conflictividad ni, por supuesto, de presión. Pero la contrapartida es que no produce resultados. Sin un orden y una dirección, un equipo no funciona. Y por último, podemos hablar del Liderazgo Participativo (o “democrático”). Este tercer estilo es el que según la mayoría de estudios, produce mayores índices de motivación, cohesión y colaboración dentro de los equipos, y lo mejor de todo, es sano y obtiene resultados exitosos. Esta debería ser la tendencia a aplicar por parte de un/a buen/a líder.

P. ¿Crees que es imprescindible estar implicado emocionalmente con el proyecto para ser un buen coach? Si sí, ¿Por qué?

R: Pienso que la implicación emocional es importante hagamos lo que hagamos. Lógicamente, cuando hablamos de trabajar con personas, estamos hablando en realidad de gestionar emociones. Un/a deportista (de élite o no) es, en último término, una persona como tú y como yo. No es ajeno/a a lo que sucede a su alrededor. Y si queremos ayudarle a gestionar sus emociones, tenemos que tener empatía, comprenderle, apoyarle… y todo eso no se consigue desde un enfoque puramente técnico. El coach, dentro de su rol, tiene que ser emocional, claro que sí. Pero por supuesto, es un profesional, y cuando termina, ha de saber desconectar  y no seguir en el mundo emocional de sus deportistas.

Encabezado

BANNER DESCARGAS

Texto banner descargas

P. ¿Cuál es la importancia de las expectativas en el rendimiento deportivo?

R: Las expectativas son un factor clave en el rendimiento. O mejor dicho, ¡en el bajo rendimiento! Soy un enemigo declarado de las expectativas. Para mí lo importante es tener OBJETIVOS. Los objetivos son los que realmente nos acercan al éxito. Eso sí, si están bien definidos. Para no extenderme en esta respuesta, te recomiendo leer mi artículo “los objetivos de las empresas”, que, si bien es cierto que habla de organizaciones, contiene una guía muy útil y consejos aplicados muy potentes para establecer objetivos de manera realmente efectiva.

lider deportivo

P. El mundo del deporte le enseña a uno (casi siempre) a pensar que lo principal es ganar. ¿Crees que esto es un error?

R: ¡Por supuesto que lo es! ¡Un error total! Por supuesto que un/a deportista lo que quiere es ganar, claro, ¡faltaría más! La competición trata de eso. Sin embargo, lo que no nos damos cuenta es de que, si desde las etapas de formación ponemos el foco en ganar, ganar y ganar, no enseñamos a nuestros/as deportistas a saber perder. Y perder es parte del juego. Para que alguien gane, alguien tiene que perder. Por tanto, aunque sea solo por salud mental, debemos enseñar a perder, a que se puede perder, y poner el foco en qué es lo que voy a hacer para tratar de ganar. Eso es lo realmente importante. Como comentaba en mi respuesta anterior, centrarnos en los objetivos.

P. Según tu punto de vista, ¿Es más importante la fuerza y motivación individual, el compromiso del equipo o una combinación de las dos?

R: Individualmente es clave que el/la deportista ame lo que hace. Esa ha de ser la verdadera motivación. Practicar el deporte por amor al mismo. A partir de ahí, lógicamente, cuando hablamos de deportes de equipo, hemos de conjugar distintos egos, personalidades, cualidades, etc. para ponerlas al servicio del equipo. Ese es el reto.

P. ¿Cuáles son las principales cualidades, las virtudes, para ser un buen coach deportivo?

R: El perfil del Coach de Alto Rendimiento tiene, como requisitos indispensables, ser una persona empática, con capacidad de escucha activa, con grandes dotes de observación, y capacidad analítica; además, contar con sólidos conocimientos en metodología del Coaching a nivel genérico, poseer formación en los fundamentos de la Psicología Deportiva, y ser un apasionado del mundo del deporte y buen conocedor del ámbito de la empresa. La inquietud por la aplicación de nuevos conocimientos y técnicas de otras disciplinas también es importante para ir ampliando su bagaje. El resto, lo forja la experiencia.

P. Una frase tuya, o una cita, que reuma lo que es para ti ser un buen líder deportivo.

R: Pues desde hace años adopté un lema, sacado de la letra de una canción de Fito Cabrales, que, si bien no es específica sobre liderazgo, sí que resume mi filosofía de trabajo… y de vida: 

“Lo que me llevará al final, serán mis pasos, no el camino”.

Suscríbete

E-mail *

Responsable de los datos: Marc Bolufer Coach Profesional CPC – 10339
Finalidad: Gestionar los comentarios y solicitud de información
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad.
Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.