blanco-mbolufer
Coaching de Alto Rendimiento

Los objetivos de las empresas

A nadie se le escapa que, obviamente, el principal objetivo de una empresa es conseguir beneficios económicos. Pero más allá de ganar dinero, la gestión del día a día y el rumbo a seguir lo marcan una serie de objetivos que se han de fijar y comunicar correctamente para señalar el camino. Un correcto análisis de la realidad, ligado a la capacidad para establecer metas que ir alcanzando y superando, determinarán si los objetivos de las empresas las acercan o no a su visión estratégica.

La importancia de fijar los objetivos en empresa

Seguramente a todos/as nos suenan conceptos como Visión, Misión y Valores. Sí, has acertado, es eso que aparece en algún apartado de casi cualquier página web corporativa. Pero… ¿realmente sabemos lo que significan?… y yendo más allá, aun sabiendo lo que significan, ¿todas las personas que integran una empresa conocen, asumen y tienen como propios esa Visión, esa Misión y esos Valores? La respuesta, con rotundidad es NO.

  • Si hablamos de VISIÓN, nos referimos a la meta a más largo plazo de la organización. Lo podríamos definir con la pregunta: Qué quiere ser o a dónde quiere llegar la empresa en los próximos 5 a 10 años.
  • Con MISIÓN, nos referimos a la razón de ser de la empresa, para qué sirve y qué hace para acercarse cada día más a si Visión.
  • Y en cuanto a los VALORES, son el conjunto de principios éticos y profesionales que las compañías se comprometen a respetar durante toda su actividad y que sirven como eje para su crecimiento.

Pues bien, a partir de estos conceptos se han de estructurar y establecer los objetivos que permitan a la organización ir dando pasos en la dirección correcta, avanzando hacia su Visión, cumpliendo con su Misión y respetando sus Valores.

Cómo tienen que ser los objetivos empresariales

Como todo en esta vida, la manera de hacer algo determina el resultado. Establecer de manera incorrecta los objetivos conduce irremediablemente al incumplimiento de los mismos y de las expectativas generadas, y, por tanto, genera frustración (cuanto menos y siendo optimista).

Para diseñar y fijar los objetivos de una empresa manera eficaz existe una metodología fácil de recordar y sencilla de aplicar que responder al acrónimo de SMART (inteligente en inglés).

SMART (Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Timely) significa:

  • Específico (Specific): la meta ha de ser concreta, huir de la ambigüedad y de la interpretación.
  • Medible (Measurable): que se puedan medir para hacer el seguimiento y comprobar objetivamente si se cumple o no.
  • Alcanzable (Attainable): que se pueda conseguir, que no se algo inalcanzable, pues aquello que de antemano sabemos que no podemos conseguir genera desmotivación e inacción.
  • Retador (Relevant): Si bien el objetivo ha de poder alcanzarse, también debe ser importante, presentar un reto a quien trata de alcanzarlo y suponer un esfuerzo para llegar a la meta fijada, a fin de que no se pierda la motivación por conseguirlo.
  • Temporizable (Timely): Debe tener un tiempo determinado de realización. Una fecha límite:

Los tipos de objetivos en la empresa

Según diferentes criterios, podemos distinguir distintos tipos de objetivos en las empresas:

objetivos de una empresa

Según esta tipología, los objetivos serán de un tipo u otro en función de la temporalización aplicada o plazo de cumplimiento:

  • Corto plazo: aunque no se puede establecen un “corte” estricto, por lo general se miden de manera mensual o en plazos de 3 a 6 meses.
  • Medio plazo (Se estima una temporalidad de entre 12 y 24 meses). Son los objetivos denominados también como tácticos, y se suelen asignar a profesionales de un departamento concreto. Por ejemplo: formación para todos los departamentos de la empresa para ser más competitivos, alcanzar más de 100.000 seguidores en redes sociales, etc.
  • Largo plazo (con vista a los próximos 3 o 5 años). También conocidos como objetivos estratégicos, se establecen en el plan de empresa. Como por ejemplo: Aumentar la presencia en el extranjero, crear un espacio dónde los profesionales puedes opinar, estudiar, compartir conocimiento dentro de la empresa, etc.

Encabezado

BANNER DESCARGAS

Texto banner descargas

Objetivos según su naturaleza

Según su profundidad, naturaleza y concreción, podemos distinguir entre dos tipos de objetivos:

  • Los objetivos específicos (medio plazo) marcarían los detalles de cada uno de los objetivos anteriores. Son objetivos más “cercanos” que nos acercan a los generales. Por ejemplo, integración de las ventas del departamento comercial directamente en un software para que las tareas del área contable sean más agiles.
  • Los objetivos generales (considerados también a largo plazo) son los que se enmarcan en la Visión de la empresa y su Misión, como por ejemplo mejorar la atención al cliente, aumentar la productividad de departamentos concretos, o, por supuesto, aumentar la facturación.
objetivos de las empresas

Objetivos Operacionales

Son considerados como los “objetivos del día a día”, a definir en cada departamento de la organización.  Los suele establecer el/la director/a o responsable del área. Suelen ser más bien a corto plazo y se formulan directamente para los/as colaboradores/as. Estos/as pueden (y de hecho es recomendable) participar en su diseño y establecimiento, lo cual incrementará exponencialmente su compromiso y motivación hacia ellos.

Podemos poner de ejemplo la mejora de la comunicación entre las distintas sedes de una empresa. El objetivo táctico (medio plazo) podría ser crear un canal de conversación digital, para lo cual posiblemente hará falta echar mano de alguien para diseñar y programar el software, pero cada departamento (objetivo operacional) deberá definir el horario para aprender a utilizar el programa y sacarle el mayor partido.

Este tipo de objetivos van muy ligados al estilo de Liderazgo y a la gestión del equipo, aspecto ambos muy relacionados con las habilidades entrenables sobre las que trabajo habitualmente con mis clientes en sesiones de Coaching de Alto Rendimiento 

Individuales

Son metas para un único individuo y cuya consecución es única y exclusivamente responsabilidad suya. Por ejemplo, conseguir dos días de teletrabajo a la semana para los miembros de su equipo o reunirse una vez al mes con todos los/as colaboradores/as para escuchar las sugerencias que tienen.

objetivos

Seccionales

Son los objetivos de un área, sección o departamento. Por ejemplo, el departamento de contabilidad tiene que validar las ofertas propuestas por los comerciales de forma más rápida (habría que matizar esto para que cumpliera los requisitos SMART), o que la oficina a cargo de la región norte aumente sus ventas un 10%.

Coach empresarial y objetivos

Y lo mejor de todo es que tanto la definición, establecimiento, y seguimiento de todos los tipos de objetivos son habilidades, como muchas otras, entrenables.

Si quieres trabajar tus habilidades de liderazgo y gestión de equipos o al menos conocer gratuitamente como poder hacerlo, te invito a reservar tu primera sesión gratuita y te ayudaré encantado:

Cesión online

Suscríbete

E-mail *

Responsable de los datos: Marc Bolufer Coach Profesional CPC – 10339
Finalidad: Gestionar los comentarios y solicitud de información
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Ver nuestra política de privacidad.
Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.

Recuerda que los objetivos tienen que ser aplicados y concretos, las metas se tienen que conseguir en el tiempo definido, y se deben especificar los pasos y priorizar las tareas antes de reflejarlas en un plan de acción que ayude a alcanzarlos.

Fijar correctamente los objetivos no garantiza por sí mismo el éxito, pero sin lugar a dudas, pone la primera piedra y los cimientos sólidos sobre los que construir mejores y más productivas empresas y organizaciones.

Y para ello, es vital el papel de los responsables de departamentos, los/las líderes y su capacidad para liderar equipos de Alto Rendimiento que sean capaces de pilotar los objetivos de las empresas.

Menú